LA IDEA ROMANA de FAS o LEY DIVINA / por Antonio MEDRANO

a través de LA IDEA ROMANA de FAS o LEY DIVINA / por Antonio MEDRANO

Anuncios
Cita | Publicado el por | Deja un comentario

La mujer-mujer no es políticamente correcta…

Grabar Kiratovic? ó Coco Austin? …ó la joven croata vetada por la FIFA…?

21 julio 2018 by 

“EL MANIFIESTO” publica un  artículo de Javier R. Portella a propósito de las normas que pretenden regular administrativamente las relaciones naturales y espontáneas entre hombre y mujer:

 

<< Un día es “Podemos” quien quiere prohibir los piropos y convertirlos en delito; otro día son los propios sociatas los que propugnan cambiar el redactado de la Constitución en lenguaje inclusivo, de forma que no deje de nombrar a todos y todas los/las ciudadanos y ciudadanas; la propia FIFA se acaba de sumar a la actual campaña de neogazmoñería prohibiendo a las televisiones internacionales difundir, con ocasión del mundial de fútbol, imágenes con los rostros de las hermosas mujeres seguidoras de sus equipos (¿incluida también la sensual presidenta de Croacia?)>>

Una hermosa seguidora croata. Éste es el tipo de imágenes que la FIFA acaba de prohibir.

SERTORIUS (Cáceres) comenta:


…la antigua mojigatería tenía un fin: mantener la pureza de la estirpe y reproducir la sociedad de una manera ordenada para que perdurara a través de las generaciones.
La actual mojigatería busca impedir la reproducción de la sociedad, la desaparición de los linajes y la aniquilación de los pueblos.
Una sociedad no puede llegar lejos sin decencia.
Por otro lado el feminismo está empeñado en proscribir la belleza femenina. Esto es una cruzada contra la hermosura. Nada refleja mejor la degeneración y degradación de nuestra época que el perseguir a las mujeres bellas. Inaudito. No creo que haya pasado nunca ni en la más bestial manada de australopitecos. Kali Yuga en estado puro.
Y nada feo puede ser bueno. Kalós kai agathós. Quien proscribe a la belleza muestra toda la pestilencia de su alma.

FUENTE:

https://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=6045

Publicado en belleza aria, ETICA, Mujeres | Deja un comentario

el diario “LA NUEVA ESPAÑA”, vendido a un grupo mallorquín

LA NUEVA ESPAÑA ADQUIRIDA POR EL SIONISMO. NADA TIENE QUE V ER CON ASTURIAS

VENTA Y PIGNORACIÓN DE LA NUEVA ESPAÑA PERIÓDICO BANDERA DE LA ANTIGUA PRENSA DEL MOVIMIENTO

Andan celebrando los cuarenta años de la entrega  o rendición del gran periódico falangista al grupo judío mallorquín de Moll Sarasola y yo pienso que no hay nada que celebrar porque desde la instauración de este régimen en Asturias se hace un periodismo de mala calidad, casposo raposo nacionalista, cantonalista sin ninguna alegría, escaso ingenio. Un periodismo de montera picona que aspira a ser el ·New York Times”.  Se ha vuelto astur separatista como órgano de opinión de una región donde no hubo jamás separatismo y a tales efectos se están inventado una lengua que no existe los bablistas babayos y otros especímenes. Inflan el perro. Hay que espigar poco trigo ninguna idea feliz. Todos los periódicos del mundo quieren parecerse en lo plúmbeo e indigesto al Nueva York Times y de ese mal adolece el querido periódico en el que yo empecé a escribir y Pérez de las Clotas me publicó el primer reportaje. Bajo el leva de los antiguos soviets el control de los medios de producción ha venido a ser sustituido por el del control de los medios de comunicación. Es toda una táctica tan maquiavélica e inicua. “La Nueva España” tiene una lista negra en la que existen nombres de periodistas y colaboradores prohibidos. Yo estoy en esa lista. Me da güila pero y es igual. Con mas de medio siglo de oficio dándole a las teclas estas injusticias no me enervan, me dan pena y me harán reír. Idcirco, me faculta una cierta autoridad y experiencia para proclamar que nunca jamás hubo en España menos libertad de conciencia que en esta presidida por un tal Perico y vicepresidida por doña Pixidici. Ha caído sobre nosotros el argayo del 666.

Sin embargo, estoy seguro de que a la larga no van a ganar. España siempre fue un país difícil para los judíos que son los que apoyan la fractura y aniquilación de España. Sólo unos cuantos tienen derecho de pernada para expresarse para hablar para escribir. Numerus claussus, coto cerrado. Todos los demás a callar en boca cerrada no entran moscas aunque les quede el recurso del pataleo en Internet,¿Es esto libertad? A Moll y a Sarasola un grupo liberticida que compró por cuatro perras “Información” de Alicante “Los Sitios” de Gerona, el periódico de Puigdemont y que perteneció a los falangistas, el “Diario Levante”, de Valencia o “la Opinión”, de Zamora,  yo les digo que aquellos periódicos pujantes y vivos hoy son amanuenses al dictado de un señor que está muerto pero mantiene los ojos vivos y vigila la parva. Son los ojos del gran contubernio con el cual están engañando al pueblo con esta farsa de falsa democracia. Ha caído LNE pero espero algún día volverla a ver resucitar. Arriba España.


FUENTES:

https://antonioparragalindo.blogspot.com/2018/07/la-nueva-espana-adquirida-por-el.html

http://librerodelance.blogspot.com/

….En relación con este tema, es de interés la información publicada por LA NUEVA ESPAÑA el dia 21 de diciembre de 2014:

https://www.lne.es/sociedad-cultura/2014/12/21/aitor-moll-sarasola-consejero-delegado/1689499.html

Aitor Moll Sarasola, consejero delegado de Editorial Prensa Ibérica

Oviedo 21.12.2014 | 01:46

Aitor Moll Sarasola.

Aitor Moll Sarasola. SALVADOR REDÓ

El consejo de administración de Editorial Prensa Ibérica (EPI) ha nombrado consejero delegado del grupo a Aitor Moll Sarasola, miembro de la segunda generación de la familia propietaria de la cadena de medios de comunicación de la que forma parte LA NUEVA ESPAÑA. Aitor Moll, que ejercerá sus nuevas funciones a partir del primero de enero de 2015, es actualmente adjunto al consejero delegado de EPI. Es licenciado en Periodismo y ha cursado un máster de Gestión de Empresas y un PDG en la Escuela de Negocios del IESE.

Trabajó durante dos años en LA NUEVA ESPAÑA y los últimos nueve ha liderado el negocio digital de Prensa Ibérica y promovido la política de alianzas en materia on-line con otros grupos de comunicación. De su mano Prensa Ibérica ha sido uno de los primeros grupos en evolucionar del gratis total a un modelo que combina los contenidos de pago con los gratuitos.

Aitor Moll accede al cargo ante la jubilación de José Manuel Vaquero, consejero delegado del grupo durante los últimos cinco años y medio y en cargos directivos de EPI, entre ellos la dirección de este periódico, durante los últimos treinta y un años.

La dilatada trayectoria profesional de Vaquero, que continuará como consejero de EPI y de sus empresas filiales, entre las que se encuentra Prensa Asturiana, editora de LA NUEVA ESPAÑA, ha recibido el reconocimiento y la felicitación del consejo de administración del grupo editor de Prensa Ibérica.

Publicado en información | Etiquetado , , | 1 Comentario

los “derechos humanos”, según la U.N.O.

 


“DERECHOS HUMANOS”, según la ONU

Publicado en Antropología | Etiquetado | Deja un comentario

Conferencia sobre España y Portugal en el Club Prensa Asturiana

OVIEDO, 15 junio 2018, lunes…

 

 

Magalhães: “El gran problema de España es la pluralidad; el de Portugal, la limitación”

“He descubierto los sonidos del asturiano y me ha emocionado esa vieja raíz latina que compartimos”, señala el escritor

De izquierda a derecha, Gabriel Magalhães, Javier Gámez y Ángel García Prieto. MIKI

 

“El gran problema de España es su pluralidad; el de Portugal, la limitación geográfica, al estar situado en una esquina de Europa, lo que llevó a emprender el descubrimiento de nuevas tierras”. Lo dijo ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA Gabriel Magalhães, escritor y profesor de la Universidad de Beira Interior en la ciudad de Covilha, que ayer habló de las relaciones entre España y Portugal.

Magalhães, que acudió a Oviedo invitado por Tribuna Ciudadana y fue presentado por el doctor en psiquiatría y gran conocedor del país luso Ángel García Prieto, tuvo oportunidad de participar por la mañana en una tertulia en la que escuchó hablar en asturiano por primera vez, “a un portugués como yo le han emocionado esos sonidos de vieja raíz latina que entroncan con los míos”, aseguró. Las lenguas son, a su juicio, puentes que deben unir a la península Ibérica, en vez de encerrarse en castillos que separan. El profesor abogó, a la vez, por recuperar el humanismo y volver a poner al hombre en el centro de las preocupaciones. “Es el momento de empezar una nueva polis para construir el futuro de España y Portugal dentro de esa Europa a la que pertenecen por pleno derecho”, aseguró.

Y para poder vislumbrar el futuro Magalhães aconsejó echar un vistazo a la historia. “Uno de los problemas de nuestro tiempo es que vivimos demasiado en el presente; las nuevas tecnologías han eliminado la memoria del pasado, quizá por eso sea tan difícil otear el futuro”.

Para Gabriel Magalhães, que nació en Luanda (Angola) y ha vivido largas temporadas en España, es importante destacar de dónde parten Portugal y España para analizar sus relaciones. El país luso se creó en el siglo XII, y partió de una concepción homogénea, con la única diferencia entre el norte atlántico y el sur, también bañado por el océano, pero ligado a la cultura mediterránea. “Portugal es un país más uniforme, más monocolor que España y esto marca mucho nuestra manera de ser; España surge en 1492 y es un compuesto de varios reinos, eso aporta una complejidad y pluralidad que es una de las grandes diferencias entre ambos países, ya que España, al contrario que Portugal, lleva muchas cicatrices”, indicó. “Para estar en el centro del mundo habría que transformar ese océano en una autopista. En 1498 se llegó a la India y en 1500 se descubrió el Brasil. Así compensamos nuestra limitación, Y es ese imperio lo que explica que aún logremos ser independientes”, aseguró el intelectual. También opinó que la historia entre los dos estados vecinos es paralela, “pero no de un paralelismo matemático. El momento de mayor acercamiento fue durante el reinado de Felipe IV, bajo la misma corona”, recalcó.

FUENTE: “La Nueva España”, Oviedo, 16 junio 2018, pág. 5

Publicado en Antropología | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Días decisivos: Discurso a la nación española

Sertorio

6 de junio de 2018

El problema principal de este fin de legislatura no se encuentra en Cataluña, sino en Madrid, donde un gobierno extremadamente débil, rehén del marxismo y de los separatistas, va a tener que tomar decisiones muy graves en una situación histórica que sólo admite ser comparada con 1808. Nos jugamos el ser o el no ser de España, su configuración para las próximas generaciones, quizás su extinción, pues un país sin Cataluña, Vasconia, las Baleares o Navarra ya no será ni se podrá llamar España.

Lo peor de este caso es que el problema principal se encuentra en Madrid, pero la decisión no depende de Madrid. Recordemos que la independencia ya ha sido proclamada en octubreque en Cataluña ya impera otra legislación y, sobre todo, otra legitimidad. Los separatistas ni son mayoría ni representan a Cataluña, pero tienen unidad de propósito, combaten a un enemigo perfectamente perfilado –España–, movilizan muy bien a sus secuaces y, sobre todo, la debilidad de Madrid desmoraliza a quienes son mayoría en la región: los catalanes fieles, ahora perfectamente conscientes de que se les ha entregado al enemigo. Como los pieds noirs y los harkis argelinos, los leales que se manifestaron contra la traición del gobierno de la Generalidad quedan expuestos a la venganza del separatismo.

No podemos ser tan ilusos como para creer que el diálogo que se va a iniciar entre los separatistas y el gobierno, ese que ellos han instalado en Madrid, va a servirse de la Constitución de 1978 como instrumento que conforme los límites de lo que se puede alcanzar. No lo será por dos razones: los separatistas, en las dos décadas precedentes, han conseguido mucho más de lo que la Constitución tolera. Por otro lado, la Carta Magna es historia, un fósil con validez jurídica pero sin virtualidad política. Ni los separatistas, ni la extrema izquierda, ni el gobierno que ellos sustentan pueden evitar quebrantar la ley de leyes. La negociación que se avecina se fundará en hechos consumados (no en un Estatuto que el separatismo tiró a la papelera hace años) y en el rechazo de Madrid a aplicar la fuerza para defender la integridad de la Nación.

Es una incógnita saber qué vendrá después, pero seguro que habrá una República catalana, independiente de forma plena o asociada a una fantasmal Commonwealth hispánica. Que a esto se unan los separatistas vascos, navarros y baleares es muy posible, aunque el gran escollo para los abertzales es que todavía un altísimo número de navarros están dispuestos a defender su identidad y no tienen la menor intención de convertirse en el granero de Euzkadi. El propósito separatista de los bizkaitarras no es viable sin gobernar en Pamplona y dominar con una amplia mayoría su parlamento.

 ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? El error esencial del régimen todavía en vigor fue querer incluir dentro de él y dar una representación exagerada en las instituciones a quienes siempre han querido destruir a España, porque jamás han ocultado sus fines. Ejerciendo una larga paciencia y valiéndose de la absoluta cortedad de miras de la casta política, han conseguido con una tenacidad y una inteligencia dignas de encomio debilitar por completo al Estado o, por lo menos, comprar a sus más altos representantes. Para ellos, lo que pactaron en 1978 no era un fin, sino un medio, una etapa en el camino hacia la construcción de su propio Estado. Hoy están muy cerca de su tierra prometida: la independencia o la obtención de una ciudadanía de primera clase que les privilegie aún más frente a los españoles del común.

Las izquierdas no hacen un secreto de su intención de cambiar el régimen y avanzar hacia una especie de República confederada. Desde hace más de treinta años, los partidos marxistas han sido cómplices entusiastas del separatismo, cuyos excesos aprobaban en sus feudos autonómicos para conseguir ventajas en la política nacional. Las derechas, por otro lado, han cedido todo lo que fuera necesario para disfrutar de una engañosa tranquilidad, esa que les ha estallado en las manos durante el último año. Pero el rechazo de la izquierda a la Constitución, el persistente desafío a su legitimidad y a su validez por parte de sectores cada vez más amplios del progresismo hispano, favorece la idea de ruptura de los pactos nacionales de 1978 y la vuelta a los fantasmas de 1936. Sin embargo, los pensadores de la izquierda nunca se han parado a pensar que la ruptura tiene dos caras. Sí, ellos pueden quebrar los pactos constituyentes de hace cuarenta años, pero sus adversarios, desde ese momento, no se sentirán vinculados por un acuerdo que los herederos del Frente Popular destruyen. Es decir, sus rivales también pueden romper la Constitución, están tan legitimados como ellos. Ninguna lealtad les obligaría. La baraja está rota y la situación se torna revolucionaria, tanto para unos como para otros.

El pasado no vuelve. Lo que fue nuestra realidad durante el último medio siglo se ha acabado. No ser consciente de ello llevó al gobierno recientemente depuesto a su ruina y desprestigio. Tampoco valen ni los hombres ni los partidos de antes. Hoy sólo existen dos campos: España o Antiespaña. Pensar en términos de derechas o izquierdas es absurdo cuando la casa de todos empieza a arder.

Necesitamos un acuerdo nacional que tenga como fundamento algo de lo que los españoles carecemos: el sentido del Estado. Somos una nación que disfruta del privilegio, muy raro en Europa, de no haber sido invadida en los últimos doscientos años. Situada en una posición marginal del continente, neutralizada por las grandes potencias e insignificante como poder mundial, España tuvo el buen sentido de aislarse de los grandes conflictos de otros, en los que no nos jugábamos nada. La carencia de enemigos externos, la pobreza del país, su lacerante injusticia social con su cortejo de ignorancia, brutalidad y rencor, hicieron de España una nación envuelta en rencillas privadas, en odios cainitas, en egoísmos sociales y en particularismos aldeanos que llegaron a la degeneración cantonalista. No entendemos, porque carecemos de las tristes experiencias de los otros europeos, la necesidad de un Estado que vertebre a una nación española que está viva, que vale más que sus dirigentes y que debe ser defendida por el poder soberano que de ella misma emana y que se denomina Estado. Francia, Rusia, Polonia, Hungría, Alemania, no hay nación en Europa que no haya desarrollado ese instinto nacional que la razón preserva mediante la edificación de un poder estatal. Ese mismo poder y ese mismo espíritu, por cierto, que el globalismo mundialista quisiera hoy liquidar.

Pero ¿no tenemos ahora un Estado enorme, que abarca una cantidad inmensa del producto nacional y genera deuda, empleo, leyes, impuestos y multas? Sí, sufrimos un Estado obeso, inflado con mil competencias que debería dejar a los particulares, que se preocupa por los micromachismos, el maltrato animal, el lenguaje inclusivo, el estatuto de la comunidad LGTBI en Mozambique, el cambio de nombre de las calles o la financiación de centenares de engendros de dudosa utilidad pública, pero que ignora el fin esencial de su existencia: la defensa de la comunidad política, de su unidad en el espacio y de su continuidad en el tiempo. Tenemos la herramienta, no muy eficaz, por cierto, pero no sabemos manejarla, no entendemos su espíritu, su razón de ser, al revés de lo que sucede con franceses y rusos. Para el español, el Estado es una máquina recaudatoria, una voraz y autoritaria tragaperras, y también una fuente de empleo estable. Patriota instintivo, sin una cultura de lo nacional, que ha sido cuidadosamente censurada por el régimen aún imperante, el español que siente el amor a la Patria es incapaz de pensarla, porque se le ha educado durante medio siglo precisamente para eso. El pueblo debe saber que la soberanía nacional es algo muy importante, de lo que dependen sus derechos, su pan y su libertad, y que está ligada sin remedio a un Estado que sea consciente de su tarea, no a un mero laberinto administrativo, repleto de una legislación descomunal, inútil, contradictoria y estúpida. 

Se ha pretendido aguar el amor a España con engendros ridículos como el patriotismo constitucional o la inmersión en Europa. No hace falta saber mucho de historia para comprobar que España preexiste a sus Constituciones, que ha tenido más de una decena de ellas y que aún seguirá existiendo con las que vendrán. Difícilmente podrá un código legal suscitar el menor patriotismo en un país tan desconfiado de la ley como el nuestro. Pocos refranes más usados entre nuestra gente como “Allá van leyes, do quieren reyes”. Sólo los viejos fueros y la religión, lo opuesto al constitucionalismo moderno, han suscitado un sentimiento semejante. Respecto al patriotismo europeo, basta con asistir a lo que sucede en Francia, Italia, Hungría, Polonia y Gran Bretaña como para saber que se trata de una ficción burocrática, de un ente de razón que sólo existe porque beneficia a una oligarquía financiera.

¿Somos, como afirman los frívolos, una nación de naciones? En pura lógica no se puede ser parte y todo. Pero razonamientos al margen, una nación es, por lo que nos dicen, un sentimiento: son connacionales los que así se sienten. El pequeño problema de esto surge cuando dentro de esa nación surge otro territorio con otra gente que no se siente de esa nación, sino que quiere ser otra. ¿Somos entonces una nación de naciones de naciones de naciones? Eso ya pasó en 1873 y acabó como acabó. Mal. Muy mal.

¿Qué es, pues, una nación? Un sentido, un espíritu de siglos, una legitimidad permanente de raíz histórica, una comunidad política con voluntad de serlo y de pervivir, que se encarna materialmente en un Estado al servicio de esa comunidad, de su concepción del mundo y de su bienestar y de su seguridad material. España es una nación porque la avala una historia y la confirma la comunidad de sus pueblos. Pero si renunciamos a nuestra historia, a nuestra concepción de mundo, a nuestras raíces culturales, si relativizamos lo que somos, dejaremos de ser una nación y nos convertiremos sólo en un ente proveedor de servicios al consumidor, en una circunscripción administrativa de la Unión Europea, que es el fin de la política de este régimen que agoniza. Las naciones viven, pero también mueren. O las asesinan.

Una nación es lo que es mientras tenga voluntad de permanencia, mientras combata a sus enemigos con todas las armas de las que sea capaz de valerse. No hay nación sin Estado. Sin él, el hecho nacional es sólo una fantasía, el proyecto utópico de unos revolucionarios. El Estado es su encarnación material, la estructura que la confirma, defiende y otorga un sentido. Sobre todo, es la garantía de la existencia de la comunidad. Como encarnación de un poder soberano, es único, no se puede dividir. No es posible una soberanía compartida ni tampoco parcelarla. El Estado que acepta semejante práctica es un esclavo de otro poder.

La soberanía fue la gran cuestión política de los siglos XVIII y XIX. Hoy vuelve a ocupar nuestras inteligencias. Si España es una nación libre y soberana, debe ejercer su potestad única e indivisible. No puede admitir ni la posibilidad de un reto a su integridad. Si el régimen actual es nocivo a la patria, es el régimen y no la patria quien debe desaparecer.

Vivimos una situación revolucionaria en lo político, no en lo social. De momento. En estas circunstancias tenemos perfecto derecho a defendernos de los enemigos de la patria. Si la Constitución es un obstáculo, hagamos otra que combine de manera armoniosa la unidad nacional con la autonomía regional, pero dejando muy claro y sin equívocos posibles que toda la soberanía pertenece a todo el pueblo español.

No podemos renunciar a defendernos y a hacerlo con todo el vigor y la energía que sean necesarios. El diálogo no es un valor absoluto: hay asuntos que no se negocian, y la integridad del Estado es uno de ellos. Para defenderla cualquier medio es legítimo. Es un bien supremo que supone la supervivencia de toda la comunidad política.

Nuestro tiempo nos llama a la lucha, al combate sin cuartel contra un enemigo taimado que abusó durante mucho tiempo de la vileza de quienes, en aras de un diálogo que siempre acababa en capitulación, han debilitado mortalmente a España. La cobardía es ya imposible. Es hora de combatir.

FUENTE:

https://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=6017

Publicado en Raza | Etiquetado | Deja un comentario

BLAS PIÑAR, en Palacio de los Congresos, Madrid 2003


NOTA:  Más información sobre Blas Piñar López, en METAPEDIA:

http://es.metapedia.org/wiki/Blas_Pi%C3%B1ar_L%C3%B3pez

y también en wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Blas_Pi%C3%B1ar

Publicado en Blas Piñar López, espana | Etiquetado , | Deja un comentario

PROCESO DE CANONIZACIÓN DE ISABEL LA CATÓLICA

martes, 5 de junio de 2018

…en Medina del Campo: Monumento a la Reina Isabel

PROCESO DE CANONIZACIÓN DE ISABEL LA CATÓLICA

Alienta aún su presencia en Medina del Campo (aquel rincón de la enorme plaza medieval donde nació la letra de cambio y congregaba una vez al año por San Pedro a los mercaderes europeos) y a ella a esta divina mujer nos encomendamos muchos patriotas al ser contestes de la unidad de España se viene abajo que el catolicismo como religión mesiánica que agrupara a todos los pueblos y las razas de la tierra se cuartea. El arzobispo de Valladolid monseñor Blázquez, secundado por el de Toledo Braulio Rodríguez días atrás anunciaron que el proceso de canonización de Isabela sigue adelante. Incoado hace varios siglos, topó con la oposición y la indignación judaica y el lobby sionista muy fuerte en la Sede Apostólica renuentes a inscribir a esta gran dama en el catálogo de los santos. Me llamarán dichosa todas las generaciones, sin embargo… Hay que entonar con ella el Magnificat.

Es de justicia que Isabela fuese inscrita en la lista de los bienaventurados esto es aquellos hombres y mujeres que ejercieron las virtudes evangélicas ▬ fe, esperanza y caridad ▬ en grado heroico.  Era una ferviente cristiana que creía en la justicia “Pláceme ver a los obispos de pontifical, a los caballeros en el campo de batalla y a los ladrones en la horca”, frase que le atribuyen sus biógrafos. ¿Qué diría ahora nuestra reina si resucitase, a la vista de nuestra situación?

Gracias a esta madrigalense (1451-1504) las Américas rezan en español y los pueblos hispanoamericanos le deben ese pálpito por la cultura ese afán de superación y de amor a lo bello inherente al catolicismo. Los hebreos a los que favoreció o sus descendientes no se lo perdonan. La mayor parte de sus asesores y de sus maestros eran judíos conversos. El decreto de expulsión de 1492 se fraguó en la creencia de que el verdadero Israel estaba en Sefarad y que el pueblo elegido mediante las capitulaciones de Granada abrazaba el cristianismo y renunciaba al Islam. Fue misericordiosa con los pobres, paciente con su marido Fernando de Aragón siempre tan maquiavélico y mujeriego. Soportó con longanimidad sus enfermedades y sobre todo el dolor que le causó la muerte del heredero su único vástago varón el principie don Juan al poco de contraer nupcias con su prima Margarita de Austria, la de su primogénita Isabel de sobreparto en Portugal, el encierro de su predilecta Catalina de Aragón repudiada por su marido el rey Enrique VII y muerta en la pobreza o la supuesta enfermedad mental de doña Juana a la cual su esposo Fernando retuvo prisionera en el castillo de la Mora para casarse con Germana de Foix. Todas estas virtudes avalan a Isabel de Castilla como una mujer fuerte y prudente cargada de sabiduría y piedad. Oía misa de alba y rezaba el breviario mientras hilaba en la rueca. En su vida y en su política sus dos confesores fray Hernando de Talavera y Cisneros jugaron papel primordial.

El tesoro más preciado de su ajuar era un breviario o libro de horas. Desde niña habíase iniciado en los principios de la lengua del Lacio y parlaba en latín con los embajadores. Era muy compasiva con los desdichados y fue la primera en calificar a los indígenas del nuevo mundo como seres humanos ▬ en el medioevo los negros los amarillos y los cobrizos eran tenidos por cafres no dotados de racionalidad▬ que debían de ser bautizados como hijos de Dios. Pensamiento revolucionario que choca contra la creencia de los rabinos porque los eruditos del Talmud siempre han pensado que los no circuncidados los “goim” están fuera de la raza humana, se los puede sacrificar o comprar y vender cual si fuesen acémilas. Isabel reina cristiana puso la primera piedra de la teología de los derechos humanos. Los descuartizadoras de su imagen han olvidado las cláusulas de su testamento que proclaman a España una grande y libre bajo el lema de la igualdad. Tanto monta. Monta tanto. Pidamos a la reina santa que haga el milagro. Particularmente yo se lo pido y a ella me encomiendo. Regina Elizabeth, ora pro nobis.

ANTONIO PARRA GALINDO, Medina del Campo, 5 de junio de 2018


FUENTE:

http://librerodelance.blogspot.com/

 

 

 

 

https://antonioparragalindo.blogspot.com/

Nota de hirania:

Este artículo, cuyo autor es el periodista y escritor Antonio Parra Galindo,

está tomado de dos blogs que pertenecen al citado autor.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Filosofía y OLIMPIADA

 

REVISIONISMO

OLYMPIA (Parte II Festival de la belleza)

LENI

[1-2] La Vida de LENI RIEFENSTAHL

Documental sobre los Juegos Olímpicos de 1936

TRAILER

Olympia part 1 sample

Schone Schein Olympia Berlin 1936

Berlin, Olympiade, 1936

Julia Manzano. Nietzsche en ocho minutos

PLATÓN (CRITÓN O EL DEBER)

Filosofía ¿Por qué existe algo en vez de nada? – Gottfried Leibniz

Christian Philosophy3,14

portalcienciayficcion

Schopenhauer y el materialismo filosófico
Fgbuenotv

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

«Пасха Христова – 2018 – Светлое Христово Воскресение»

….

 

Великая пасхальная вечерня из Храма Христа Спасителя. 08.04.2018

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario