RUDOLF HESS FUE “SUICIDADO” TRAS 46 AÑOS DE PRISIÓN

    

blog que precisamente es muy hostil a lo que Hess representa.
Ich sah dem Mörder in die Augen! Die letzten Jahre und der Tod von Rudolf Hess.
(Yo ví a los asesinos en los ojos! Los últimos años de Rudolf Heß) , es el libro que el enfermero tunecino Abdallah Melaouhi, presentó con el auspicio y la ayuda de Olaf de Rose , un dirigente del Partido NPD. (…). En el libro se habla de ciertas anomalías que el enfermero encontró en el lugar de los hechos, como el cable que utilizó para ahorcarse que estaría enchufado en la pared o que había muebles tirados, que quiso reanimarlo y le quebró 5 costillas, que nadie le ayudó a reanimarlo o que la ayuda llegó tarde y los aparatos reanimadores estaban rotos. (…). Abdulah relaciona con la muerte de Heß al dirigente soviético Michael Gorbatschow, que le iba a liberar antes de la Navidad de 1987 y dice que el “suicido” ocurrió, luego de que Heß insinuara que revelaría las razones por las cuales voló hacia Gran Bretaña.
Lo que sucedió el día de su muerte fué reconstruído por el Director de la prision de Spandau, el americano Eugene K. Bird, el enfermero Melaouhi y el médico que le hizo la autopsia Prof. Wolfgang Spann.
Abdulah, cita un documento de un dirigente del NSDAP-Ernst Bohle, quien afirma que Heß el día de su vuelo estuvo con Hitler y planeó lo que haría en caso de tener éxito o en caso de fracasar. Estas revelaciones habrían sido la causa de su asesinato, según lo afirmado por el enfermero tunecino y por Olaf de Rose.
 Por otra parte, en un foro leemos lo siguiente:
 

 

-Esta misma semana distintas publicaciones se hacían eco de la desclasificación de documentos oficiales por parte del Gobierno de Reino Unido. Esta documentación recoge la experiencia de Rudolf Hess en la cárcel de Spandau de Berlín:”Los guardianes soviéticos impusieron a Rudolf Hess una cruel disciplina y jamás permitieron una relajación del régimen carcelario del criminal nazi. Ni la edad de recluso, que pasó en prisión 42 años de su vida, ni los llamamientos a la clemencia de las otras potencias vencedoras de la segunda guerra mundial ablandaron a los soviéticos.
Los documentos oficiales desclasificados esta semana por el Gobierno del Reino Unido ofrecen por primera vez información sobre la situación en la célebre cárcel berlinesa de Spandau durante los 21 años en que el lugarteniente de Adolf Hitler fue el único preso.
En los papeles consta que los dos máximos responsables soviéticos le sometían a pequeños tormentos cotidianos, como la retirada de las gafas a las 10 de la noche, para que no pudiera seguir leyendo. A pesar del frío berlinés, no le permitieron utilizar calcetines de invierno ni se autorizó a reparar su celda ni a cambiar el mobiliario. Los carceleros destruyeron cada libro de notas que el nazi escribía.

DESAVENENCIAS
:
El trato de los funcionarios soviéticos decididos a que Hess “purgara hasta el último aliento los crímenes cometidos durante la segunda guerra mundial” provocó graves desacuerdos con los representantes de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, que también dirigían la prisión.
El gobernador británico, Bob de Burlet, presentó en mayo de 1974 a los dos funcionarios soviéticos como una versión siniestra del gordo y el flaco, los cómicos del cine mudo. “El gobernador soviético, Voitov, bajo y gordo, y su secuaz principal, Fedorov, delgado y cetrino, son un par de individuos mezquinos y huidizos, que cumplen a la perfección el papel de unos siniestros Laurel y Hardy”, escribió Burlet.
El prisionero solitario de Spandau debía ponerse en pie cada vez que el gobernador soviético, Voitov, entraba en la celda. Las cartas que dirigía a su esposa eran censuradas aunque, según el británico, esa tarea era el único “ejercicio intelectual” que tenía Hess.
INTERVENCIÓN DE NIXON:
En febrero de 1974, cuando el preso más famoso del mundo estaba a punto de cumplir los 80 años, los aliados intentaron de nuevo convencer a los soviéticos para liberarle por razones humanitarias. El propio presidente estadounidense, Richard Nixon, pidió su salida de la cárcel, algo que era por entonces el objetivo de una campaña internacional. Todo fue inútil.
Hess había sido detenido en 1941 en Escocia y fue encarcelado en la Torre de Londres hasta el final de la guerra. Condenado a cadena perpetua en el proceso de Nüremberg, fue enviado, junto a otros seis nazis, a la prisión militar aliada de Spandau, en julio de 1947. Allí se suicidó en 1987, los 93 años”.
——————
-Tienes razón Canal… todo esto es un poco raro.. así que he investigado un poco sobre este asunto:
El 17 de agosto de 1987 moría de Rudolf Hess en la prisión de Spandau. A los pocos días, se divulgó que Hess se había suicidado. Una versión extendida durante varias semanas por EE. UU., la Unión Soviética, Gran Bretaña, y Francia, en comunicados oficiales:
“Rudolf Hess se colgó de la barra de la ventana de un edificio pequeño en el jardín de la prisión, usando la cuerda eléctrica de una lámpara de lectura. Se hicieron esfuerzos por reanimarle. Lo trasladaron al hospital militar británico, donde después de varios esfuerzos, moría a la hora local 4:10 P.M.”
Una nota dirigida a la familia de Hess se encontró en su bolsillo: “Agradezco a los directores por hacer llegar este mensaje a mi hogar. Escrito varios minutos antes de mi muerte.”
Después surgen dudas. Se piensa que Hess mas bien pudo haber sido una víctima del juego asqueroso de los guardias y no un hombre que acabase voluntariamente con su vida.
Es curioso, que la dependencia donde supuestamente se suicidó Hess fuese quemada a las 48 horas de lo sucedido, eliminando las pruebas que hablaban de suicidio.

Siete meses después de la muerte de Hess, aparecen curiosos testimonios. Uno de ellos el de Abdallah Melaouhi, asistente médico de Rudolf Hess en Spandau desde el agosto de 1982. El 28 de febrero de 1989 la BBC difunde una entrevista en la que Melaouhi indicó categóricamente que nunca aceptó la tesis oficial del suicidio. Relató que el día de la muerte de Hess, su horario habitual de visita que era a las 11:20 fue cambiado para hacer que llegase 40 minutos después de lo sucedido.

Un testimonio que dice más es el informe del profesor el Dr. Wolfgang Spann, el experto médico empleado por la familia de Hess para realizar una segunda autopsia. La examinación detallada de Spann del cuello de Hess no pudo corroborar la primera autopsia de J.M. Cameron, que hablaba de suicidio. Spann encontró que Hess había muerto de estrangulación, no colgando.

Otro documento refleja el temor que sentía Hess ante el guardían Jordan, un hombre que justamente le acompañaba en su paseo el día que moría. El documento es una carta que Hess escribió a Sr. Keane, el director americano de Spandau. Con fecha del 4 de abril de 1987, (apenas cuatro meses antes de la muerte de Hess), que decía:

“… escribo con motivo de mi petición referente al despido del guardián Jordan: él no solamente es un descortés, incluso desafiante, desenfadado con respecto a mí, él es incluso un peligro para mi salud”. Paso mis dos horas con él con gran dificultad, con una elevación continua de mi presión arterial de 120 pulsaciones por minuto (125 pueden ser fatales). La tensión que me produce su presencia acelera mi ritmo cardíaco. (…) El senado debe por lo tanto aprobar su despido. Imploro sinceramente al senado para hacer esto, por el estado de la salud de un hombre de 93 años”.

También es cierto que Hess había intentado suicidarse al menos en una ocasión, en febrero de 1946. Por otra parte, los costes para mantener la prisión de Spandau, con sus 600 celdas, 100 empleados a tiempo completo se habían elevado a los 100 millones de dólares anuales. Rudolf Hess, se convertía indiscutiblemente en el preso más costoso del mundo.

A raiz de todas estas evidencias, se plantearon como era de esperar algunas preguntas muy serias sobre la muerte de Rudolf Hess: ¿Jordan fue empleado para asesinar a Hess? ¿Por qué el director americano, el Sr. Keane, no hizo nada ante la preocupación de Hess por este guardia? ¿Por qué fue destruida a las 48 horas de la muerte de Hess, la dependencia donde murió y los instrumentos con los que se suicidió?

¿Casualidades o causalidades?

—–

-Hola.
Disculpen; pero las teorías de los dobles y asuntos rocambolescos de ese tipo lo dejo a la Ciencia Ficcion de Hollywood.
No me explico como los rusos deseaban que el viejito sea liberado, si para 1989, la URSS se estaba derrumbando entre sus estertores.
A caso requerian una informacion confidencial para levantar su alicaida imagen y acusar a los angloamericanos en todos los aspectos con toda la informacion que Hess les hubiese proporcionado. (Una suposicion increible, de mi parte).
Todo el mundo sabe, oficialmente, que Churchill y Roosevelt cedieron en Teheran toda la Europa Oriental (incluida Alemania) a Stalin, estando conscientes del crimen juridico que realizaban.
El comite polaco residente en Londres fue abandonado, Draza Mihailovic fue perseguido a costas del favor dado al comunista “Tito” (terrorista declarado y confirmado) y quizas fue realizada la objecion con mayor criminalidad que contrastaba contra los ideales y objetivos de los angloamericanos al finalizar la Guerra:
-Reconocer las ganancias territoriales de Stalin provenientes del pacto Ribbentrop-Molotov (1939, aquel pacto que los aliados en esa epoca condenaron), al finalizar el conflicto belico. Con esta decision los angloamericanos regalaron por 2DA VEZ Polonia (En solo cuatro años); asi como le dieron un pretexto al Tio “Joe” para que aplique medidas terroristas contra la poblacion alemana situada en Prusia y al Este del Oder (actos presenciados durante las Ofensivas de 1944-1945).
Stalin reconoció esta verdad públicamente después de la Guerra.
Regresando al tema yo opino que Hess si hubiese sido liberado, al poco tiempo de estar en la nueva Alemania, habría de ser reunido con sus antepasados, de una manera natural, puesto que sus achaques y edad lo afirmaban.

 

 —
Nota: la fotografía de Rudolf Hess procede de esta web.
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

No es creíble que uno de los prisioneros políticos más vigilados y que era el único recluso de la prisión forataleza de Spandau pudiera suicidarse. Esa hipótesis ya era conocida pero ahora un libro viene a avalar la sospecha de que Hess fue asesinado cuando ya contaba 93 años de edad. Se trata del testimonio de quien fue su enfermero durante los últimos años, el tunecino Abdallah Melaouhi. Esto es lo que hemos leído, en resumen, en un

 

 

Anuncios

Acerca de montalbo

I am a...
Esta entrada fue publicada en Europa, HISTORIA, POLITICA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a RUDOLF HESS FUE “SUICIDADO” TRAS 46 AÑOS DE PRISIÓN

  1. Pingback: la no muy clara muerte de rudolf hess, a los 93 años de edad y 46 de cautiverio « URANIA

  2. pero tú le crees a esta gente!

  3. a gente de la NPD!!!!

    dónde vives? no me digas que en Alemania!!!

  4. angelblanco dijo:

    Señora Salazar, hace tiempo que leo sus blogs y siempre he pensado que es usted de talante liberal. Permítame que le sugiera que la verdad de hechos históricos siempre se ve distorsionada por los propios prejuicios. Así por ejemplo, la muerte de Cristo en la Cruz, para unos fue responsabilidad de los romanos; para otros, del Sanedrin.
    Usted, que al parecer vive en Alemania, sabe perfectamente que es un país que fue derrotado militarmente por una alianza internacional de proporciones kolosales (como decian en Alemania), muy superior a la que se formó para derrotar a Sadam Hussein. Haga cálculos: Imperio Sovietico + Imperio francés + Imperio británico + USA… frente a tres pequeños países (Alemania, Italia y Japon)…
    No estoy justificando a los perdedores de la guerra mundial, entre otras razones, porque si lo hiciera, podría tener problemas con la nueva inquisición “democrática”, lo que he sugerido es que conviene, de vez en cuando, oir otras versiones de los hechos, aparte de las que circulan dentro de los parametros de lo políticamente “correcto”.
    Saludos y, en prueba de mi liberalismo –dfel que debería usted dar ejemplo– incluyo entre mis enlaces, en mi modestísimo blog, la direccion
    de aesyd.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s