Berlin da un penoso recibimiento a Benedicto XVI

Al margen de los méritos o deméritos, incluso errores, que pueda tener el Papa de la Iglesia de Roma, lo que está claro es que sus oponentes y críticos –como hemos visto en la Puerta del Sol de Madrid–  son de muy baja calidad moral… y los “cristianos” que tanto hablan de “ecumenismo” no son precisamente ejemplos de ortodoxia…

Las protestas de los “indignados” de Madrid contra Benedicto XVI con el pretexto, ya tan manido e injustificado, de los abusos sexuales  cometidos en el pasado por algunos clérigos, resultan sospechosas… porque nunca jamás, que yo sepa, enntre los ambientes “progres”, “de izquierda”, etc., se ha hecho la menor protesta contra enormes crímenes sexuales y vejaciones cometidas en todo el mundo contra mujeres y niños… Nunca nadie ha protestado contra la prostitución infantil, ni contra la mutilación genital en países africanos, generalmente entre poblaciones de religión musulmana…  Y en Berlin, donde hay ambientes de lo más degradado moralmente y donde se ha reelegido a un alcalde que casi presume de ser “homosexual”… no parece ser un lugar idóneo para dar lecciones de moral.

Debido al obceno modo de representar la crítica a los “abusos sexuales”…esta fotografía, tomada en Madrid, no ha sido publicada por la prensa, para no desacreditar a los “laicistas” anti-Benedicto…

De LibreRed.net copiamos la siguiente información:

Miles de personas, entre diputados de la oposición, homosexuales, victimas de abusos y ciudadanos críticos, recibieron este jueves a Benedicto XVI entre protestas en varias manifestaciones a lo largo de la ciudad.

Bajo la consigna del “Keine Macht den Dogmen” -”Ningún poder a los dogmas”-, han recriminado la primera visita de Joseph Ratzinger, como papa, a la capital de su país natal, donde además ha dado un discurso ante el parlamento.

Una veintena de diputados -entre el centenar de parlamentarios socialdemócratas, verdes y de la Izquierda que boicoteó el discurso por considerar que rompe el principio de neutralidad religiosa- se mezcló con la festiva marcha multicolor, integrada por unos 15.000 manifestantes de toda edad y motivación.

“Estamos contra la falsa moral sexual vaticana”, comentó a Efe Wiltrud Schenk, de 65 años y disfrazada de preservativo color lila. “Las disculpas protocolarias no borrarán los 14 años de abusos sexuales sufridos como monaguillo”, apuntaba Eckhard O., de 62 años, junto a una pancarta denunciando las violaciones en orfanatos.

“¿A quién cree que le está hablando Ratzinger en el Bundestag?”, preguntaba, a gritos, Markus, estudiante de teología en la Universidad Humbolt, de 25 años, tratando de hacerse entender entre la megafonía y las distintas proclamas de los manifestantes.

Las reivindicaciones no se limitaron a la calle de un Berlín cuyo porcentaje de católicos es del 9,3 % y cuya “religión” mayoritaria es la aconfesionalidad.

El primero de los anfitriones de Ratzinger, el presidente Christian Wulff, católico casado en segundas nupcias y, por tanto, excluido de los sacramentos, había reclamado en su discurso ante el papa el fin de esa disciplina excluyente.

Otro anfitrión, el alcalde-gobernador de Berlín, Klaus Wowereit, socialdemócrata, católico y homosexual, habría estado entre los manifestantes, según sus propias palabras, de no habérselo impedido los deberes de su cargo.

La canciller Angela Merkel, hija de un pastor protestante, había lanzado una llamada, el día anterior, en un acto de la Unión Cristianodemórata (CDU), a la apertura religiosa.

Mientras Merkel, Wulff y Wowereit escuchaban a Ratzinger en el Bundestag, la marcha en la calle se movía a ritmo de una gran muñeca de cartón-piedra, representando una tiránica monja abusadora.

Al final de la manifestación, dos religiosas -de seglar- del movimiento católico “Wir sind die Kirche” -”Nosotros somos la Iglesia”- expresaban su decepción por la falta de avances en el movimiento ecuménico, seis años después de la elección de Ratzinger.

Casi 500 años después de que otro alemán, Lutero, clavara en la iglesia de Wittenberg, el 31 de octubre de 1517, sus tesis, origen de la reforma protestante, los católicos críticos exigen “menos contactos rituales con el protestantismo” y un mayor impulso al ecumenismo.

La marcha discurrió por un Berlín convertido en un fenomenal atasco, también por barrios algo alejados como Kreuzberg y Neuköln, de abultada población inmigrante musulmana, donde está la nunciatura en la que pernoctará el papa, para salir este viernes hacia Erfurt. (EFE).

Nota de HIRANIA: Las manifestaciones de los “indignados” laicos en la Puerta del Sol  fueron más lamentables que las de Berlin. He aquí dos fotografías mása, aparte de la de arriba: una es “una besada” de homosexuales…

Anuncios

Acerca de hirania

i am a man!
Esta entrada fue publicada en erotismo, humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s